Esta estrategia de tratamiento le permite a la mujer pre o post menopaúsica a disfrutar de las ventajas de un comportamiento hormonal fisiológico similar al que se presenta sobre los 37 a 40 años, evitando la sequedad vaginal, la atrofia de la piel, los calores, la irritabilidad, el insomnio y su merma cognitiva. El uso de preparados bioidénticos (similares a los que el organismo sintetiza) y el aporte vía gel transdérmico, evita la parte negativa de la hormonaterapia.