La psicoterapia integrativa responde psicológicamente de forma apropiada y eficaz a las necesidades, alteraciones y patologías de la persona en el plano afectivo, conductual, cognitivo y fisiológico. Es una terapia apropiada para todas las edades, tanto para niños, adolescentes, adultos y tercera edad.

La Psicoterapia Integrativa en su proceso terapéutico tiene en cuenta aspectos conscientes e inconscientes de la personalidad.

A través del proceso terapéutico de va reduciendo en el paciente el uso de mecanismos de defensa que inhiben la espontaneidad, disfrazan patológicamente la realidad y limitan la flexibilidad en la resolución de problemas, en el mantenimiento de la salud, y en las relaciones con las personas.

A través de la integración de diferentes técnicas terapéuticas, se facilita el tratamiento, de modo que las personas puedan afrontar cada momento abiertamente y de forma espontánea sin prejuicios y sin la barrera de la censura que resulta limitadora para lograr una buena calidad de vida.

La Psicoterapia Integrativa se refiere también a la unión de los sistemas afectivo, cognitivo, conductual y fisiológico de una persona, teniendo en cuenta en el proceso terapéutico los aspectos sociales y transpersonales.
La Psicoterapia Integrativa tiene en cuenta muchos criterios sobre el funcionamiento humano y se utilizan los principios de Programación Neurolingüística, el Enfoque Psicodinámico, el Enfoque positivo, el Enfoque Cognitivo, Las teorías de las Relaciones Objetales, la Psicología Psicoanalítica del Yo.

Cada enfoque psicológico proporciona una explicación parcial de la conducta y cuando se integran se produce una sinergia en el tratamiento de modo que se consigue una riqueza terapéutica significativa para el paciente.
Las intervenciones psicoterapéuticas que se emplean en Psicoterapia Integrativa están basadas en las investigaciones sobre el desarrollo evolutivo y en las teorías que describen las defensas auto-protectoras utilizadas que se producen a lo largo del desarrollo.

La terapia integrativa mejora de forma sustancial la calidad de vida del paciente.