Se basa en el estudio y modulación de las variables genéticas, ambientales y fisiológicas que potencian el envejecimiento patológico, desde los polimorfismos que condicionan el rendimiento de nuestras rutas metabólicas hasta los biomarcadores clínicos y serológicos del envejecimiento acelerado y patológico