Los efectos terapéuticos de la FHE se deben a la modificación de la composición y de las propiedades de la sangre y presenta un amplio espectro de usos clínicos que en los cuales no se hacen esperar sus efectos terapéuticos por otro lado la duración de los mismos suele ser amplia y dependerá de las patologías de base y la frecuencia de tratamiento .

Después de recibir sesiones de FEH se observa:

 Mejoramiento en el estado de salud en general
 Normalización del sueño.
 Apetencia.
 Disminución importante de los signos de intoxicación.
 Mejoría en la circulación sanguínea en general y de forma importante en el sistema nervioso central, las coronarias, (los vasos sanguíneos del corazón) y en las extremidades inferiores.
 Mejoría en el trofismo de los tejidos, incluyendo la piel.
 Acción anti arrítmica por múltiples mecanismos
 Anti inflamatorio sistémico.
 Ayuda a corregir un medio interno acido, alcalinizando.
 Presenta una acción antibacteriana y anti viral al optimizar el funcionamiento de los macrófagos (tipo de células de defensa)
 Estimula el sistema de anti oxidación endógeno, que merma su funcionamiento después de los 40 años o por enfermedades asociadas., este sistema evita el envejecimiento acelerado y potencia la función detoxificadora del organismo.
 Literalmente presenta una acción anti alérgica.
 Importante aumento de la acción de los fármacos y/o nutraceúticos prescritos paralelamente debido a el compromiso vascular secundario al edema que se encuentran en múltiples enfermedades y que es corregido por FHE.
 Normalización o aumento de los mecanismos de defensa celulares no especificas.
 Normalización de la inmunidad celular y tumoral.
 Estimulación de la hematopoyesis( formación de elementos de la sangre)
 Estimula los procesos regenerativos en los tejidos.
 Ayuda a normalizar el metabolismo carbohidratos, lípidos y proteínas.
 Mejora significativamente las propiedades reológicas de la sangre y la microcirculación.
 Disminuye la lipo peroxidación fenómeno que favorece las enfermedades cardiovasculares.
 Reduce la tendencia a producir trombos, mejorando la actividad anticoagulante y fibrinolítica de la sangre.
 Optimizan el funcionamiento enzimático celular, ayudando a el funcionamiento fisiológico de las células.
 Se activan los sistemas enzimáticos de reparación el ADN, crucial en la recuperación celular y como elemento anti cancerígeno.
 Normalización del nivel de 17 – oxicocorticoesteroides.
 Aumenta de forma importante la detoxificación hepática incluso renal
 Aumenta la velocidad de entrega del oxigeno en los tejidos a través del estimulo del 2-3 difosfo glicerato, que es el factor de disociación de la oxihemoglobina, todo esto redunda en poder disponen a nivel celular de la adecuada cantidad de oxigeno para producir energía a través del metabolismo aeróbico, el cual genera 4 veces mas energía que el anaeróbico, este fenómeno traerá consigo una optima actividad celular con mucho menos riesgo de enfermar.
 Estimula unos receptores cromóforos de la mitocondria, esta organela es la “fabrica de energía “de nuestras células y en muchas enfermedades se produce un importante deterior de la misma, el estimulo de su función por esta vía es crucial y sinérgico con el aporte de algunos mitocondriogénicos, eso demuestra el gran efecto terapéutico en patologías como la fibromialgia y en el anti envejecimiento patológico de la FHE.

Todos estos beneficios se logran cuando se expone un volumen de 60 ml de sangre a través de una vía venosa especial que en un parte de ella cuenta con cristales de cuarzo los cuales permiten que durante la extracción y la devolución de la sangre al paciente, esta reciba los luz ultravioletas que emite el equipo los cuales logran una serie de procesos fotobiológicos a nivel molecular y celular que llevan a modificaciones estructurales, funcionales y bioquímicas de la composición y de las propiedades de la sangre, dichas modificaciones normalizan la homeostasis del medio interno (equilibrio que permite el adecuado funcionamiento celular), cabe destacar que la luz ultravioleta terapéutica están todas bajo el espectro solar, asegurando un efecto benéfico.

El efecto actúa corrigiendo una serie de alteraciones patológicas comunes a muchas enfermedades(inmunológicas, inflamatorias, vasculares, incluso degenerativas) el hecho de poder tratar la sangre es de vital importancia ya que esta se encuentras literalmente “alimentando” a todos nuestros tejidos orgánicos sin excepción, llevándoles oxigeno y nutrientes, la velocidad de entrega de este oxigeno así como la acción de trasporte de nutrientes se ve afectada en la mayoría de las enfermedades existentes, es por ello que el espectro terapéutico de la FHE es tan amplio y conciliador con nuestra biología.

El impacto sistémico que tiene el hecho de tratar 60 ml de sangre versus 5 litros que tenemos en contante movimiento se ve mediado por la capacidad que tienen estos 60 ml de sangre tratada en ejercer un papel iniciador y replicador de los efectos inducidos en ellos en el resto de la sangre, simulando una reacción en cadena.

Indicaciones clínicas principales

Enfermedades alérgicas y auto inmunes:

 Asma Bronquial.
 Tiroiditis.
 Artritis reumatoide.
 Colitis pseudomembranosa y otros tipos.
 Enfermedad del suero.
 Alergias medicamentosas y otros tipos de alergia.

Enfermedades del sistema cardiovascular:

 Infarto del miocardio, en el proceso de recuperación
 Enfermedad isquémica del corazón.
 Insuficiencia cerebro vascular.
 Trombo angeítis obliterante.
 Trombo flebitis crónicas y agudas.
 Enfermedades de los vasos linfáticos.
 Varices de extremidades inferiores incluso con alteración trófica
 Raynoud.
 Claudicación intermitente por insuficiencia arterial.

Enfermedades dermatológicas:

 Dermatosis
 Psoriasis
 Dermatitis
 Acné
 Neurodermitis
 Forunculosis.

Enfermedades ginecológicas

 Alteraciones de los ciclos menstruales.
 Infertilidad femenina por causas varias.
 Procesos inflamatorios crónicos anexiales.

Enfermedades urológicas y andrológicas

 Infertilidad masculina autoinmune.
 Pielonefritis agudas y crónicas.
 Prostatitis.

Enfermedades Endocrinas

 Obesidad – Síndrome Metabólico- Diabetes tipo 2.
 Tiroiditis.
 Hipotiroidismo.

Enfermedades otorrinolaringológicas

 Otitis y sinusitis crónicas y agudas.
 Amigdalitis crónica.
 Sordera neurosensorial
 Vestibulopatias(vértigos)
 Rinitis y rinosinusopatias.

Otras enfermedades o condiciones

 Cáncer
 Efectos adversos de la quimio y la radio terapia.
 Dependencia de drogas.
 Intoxicación crónica por metales pesados.
 Resfríos frecuentes.
 Condicionamiento pre cirugía, evitando complicaciones y favoreciendo la cicatrización.
 Medicina deportiva para optimizar la recuperación
 Medicina estética aumentando la efectividad de los tratamientos en esta área.
 Trabajos en condiciones extremas o con gran esfuerzo físico.
 Procesos inflamatorios agudos y/o crónicos de diferente localización ( flemones- abscesos, después del tratamiento quirúrgico.
 Complicaciones inflamatorias post quirúrgicas o sepsis.
 Intoxicaciones exógenas o endógenas crónicas de cualquier etiología
 Estados de inmunodeficiencias de cualquier índole, incluyendo VIH
 Estados híper catabólicos post cirugía, traumas, infecciones.
 Ulceras de decúbito, tróficas etc. donde la circulación este comprometida.
 Consolidación de fracturas.

Bibliografía

Olney, R.C. (1949). “The Role of Ultraviolet Blood Irradiation Therapy in Surgery,” Journal of the International College
of Surgeons 12:3
Olney, R.C. et al. (1955). “Treatment of Viral Hepatitis with the Knott Technic of Blood Irradiation,” American Journal of
Surgery 90:3:402-9
Ovsiannikov, V.A. (1997). “Analysis of the Low-Energy Laser Treatment of Some Cancers and Infectious Diseases,”
Journal of Clinical Laser Medicine & Surgery 15:1:39-44
Ozerskii, I. et al. (1995). “Ultraviolet Irradiation of Blood in Acute Sinusitis [Russian],” Vestnik Otorinolaringologii:1:49-50
Popp, Fritz-Albert (1998). Biophotons. Boston: Kluwer
Rebbeck, E.W. (1941). “Ultraviolet Irradiation of Autotransfused Blood in the Treatment of Puerperal Sepsis,” American
Journal of Surgery 54:3:691-700
Rebbeck, E.W. (1942). “Ultraviolet Blood Irradiation in the Treatment of Postabortional Sepsis,” American Journal of
Surgery 82:6:736-40
Rebbeck, E.W. (1943). “Preoperative Hemo-Irradiations,” American Journal of Surgery 61:2:259-65
Rebbeck, E.W. (1943). “Ultraviolet Blood Irradiation in the Treatment of Escherichia Coli Septicemia,” Archives of
Physical Therapy 24:158-67 and 176
Rebbeck, E.W. (1950). “Use of Ultraviolet Blood Irradiation (Knott Technic) in Biliary Tract Surgery,” American Journal
of Surgery 80:1: 106-12
Rebbeck, E.W. (1951). “Further Studies with Ultraviolet Blood Irradiation Therapy (Knott Technic),” American Journal of
Surgery 82:6:736-40
Rebbeck, E.W., Lewis, H.T. (1949). “The Use of Ultraviolet Blood Irradiation in Typhoid Fever,” Review of
Gastroenterology 16:640-9
Rebbeck, E.W., Walther, R.A. (1942). “Double Septicemia Following Prostatectomy, Treated by the Knott Technic of
Ultraviolet Blood Irradiation. Case Report,” American Journal of Surgery 57:3:536-8
Schleicher, C. (1995). “Application of Ultraviolet Blood Irradiation for Treatment of HIV and Other Bloodborne Viruses,”
Townsend Letter for Doctors and Patients 147:66-72
Schwartz, Steven O. et al. (1952). “Ultraviolet Irradiation of Blood in Man,” JAMA 149:1180-3
Sirenko, Yu.N., I.E. Malinovskaya, and S.S. Krasnitskii (1990). “On the Treatment of Patients with Severe Coronary
Insufficiency with Ultraviolet Blood Irradiation [Russian],” Vrachebnoe Delo 10:9-11
Snellman, E. (1992). “Comparison of the Antipsoriatic Efficacy of Heliotherapy and Ultraviolet B: a Cross-over Study,”
Photodermatology, Photoimmunology, Photomedicine 9:83-85
Snopov, S.A. et al. (1995). “Molecular Dosimetry by Flow Cytometric Detection of Thymine Dimers in Mononuclear
Cells from Extracorporally UV-Irradiated Blood,” Journal of Photochemistry and Photobiology:B:Biology 28:33-7
Stulin, J.D. et al. (1994). “Cerebral Hemodynamics in Schizophrenics with Depressive Syndrome during Intravenous
Laser Treatment [Russian],” Zhurnal Nevropatologii i Psikhiatrii Imeni S. S. Korsakova 94, 1:54-56
Sukhanova, G.I. (1993). Laser Therapy in the Far East [Russian]. Vladivostok: Dal’nauka
Taylor, A., and Gasparro, F.P. (1992). “Extracorporeal Photochemotherapy for Cutaneous T-Cell Lymphoma and Other
Diseases,” Seminars in Hematology 29:132-141
Taubert, K. (1991). “Ultraviolettbestrahlung des Blutes bei der Migraene.” Zeitschrift Aerztlicher Fortbildung (Jena) 85 (1-2):43
Veligotskii, N.N. et al. (1994). “Use of Different Methods of Quantum Hemo-Therapy in the Treatment of Suppurative
Wounds in Middle-aged and Aged Patients [Russian],” Klinicheskaia Khirurgiia 4:39-41
Voeikov, V.L., C.N. Novikov, and N.I. Siuch (1997). “Alterations in Luminol-enhanced Chemiluminescence from
Nondiluted Whole Blood in the Course of Low-level Laser Therapy of Angina Pectoris Patients,” SPIE Proceedings, Vol.
2895
Wasson, V.P., Miley, G.P., Dunning, P.M. (1950). “Ultraviolet Blood Irradiation Therapy (Knott Technic) in Rheumatic
Fever in Children, ” Experimental Medicine and Surgery 8:1:15-33
Zmudzka, B. and J. Beer (1990). “Activation of Human Immunodeficiency Virus by Ultraviolet Radiation,”
Photochemistry and Photobiology 52:6:1153-62
Zvereva, K.V., N.D. Gladkova, E.A. Grunina, and P.L. Logunov (1994). “The Choice of Method of Intravascular Laser
Therapy in Rheumatoid Arthritis [Russian],” Terapevticheskii Arkhiv, 66:1:29-32