Con una muestra de orina y en menos de 72 horas logramos tener una idea de la condición de nuestras glándulas adrenales. Estas son importantes para dar soporte a condiciones crónicas de estrés  emocional que hoy en día son tan frecuentes y que generan muchos síntomas clínicos relacionados con la energía y el rendimiento físico y cognitivo.